¿QUÉ PELÍCULA VER EL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA CORRUPCIÓN?

El 18 de noviembre se celebró el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, pero como ya os comentamos nos fue imposible compartir una reseña por cuestión de tiempo. Sin embargo, sí vimos una película relacionada con ese tema y la vamos a reutilizar para la entrada de hoy, 9 de noviembre, por el Día Internacional Contra la Corrupción.

Monedas, Dinero, Rublo, Salario, Mapa, Soborno

El Día Internacional Contra la Corrupción se viene oficiando desde el 31 de octubre de 2003, cuando la Asamblea General de la ONU eligió el 9 de noviembre para tal efecto. Este día sirve –en realidad no sé si sirve de mucho- para crear conciencia contra esta lacra y difundir el valioso papel de quienes luchan contra ella.

Según la propia ONU, cada año se paga un billón de dólares en sobornos y se calcula que, a través de prácticas corruptas, se roban cerca de 2,6 billones de dólares anuales. Esta cantidad  equivale a más del 5% del producto interior bruto mundial.

En los últimos años, y apoyándose en la Agenda de 2030, el lema que ha elegido la ONU para visibilizar la lucha contra la corrupción ha sido <<Unidos contra la corrupción para el desarrollo, la paz y la seguridad>>.

Y este es, precisamente, uno de los temas que trata la película que os traemos hoy: la relación entre la corrupción, el desarrollo y la seguridad. Hoy os traemos, del director brasileño Fernando Meirelles, la película El jardinero fiel (2005).

Resultado de imagen de el jardinero fiel

¿DE QUÉ VA LA MANDANGA?

El relato comienza en Kenia con el asesinato de la activista Tessa Quayle y de un médico sospechoso de ser su amante. Ante estas circunstancias, Justin Quayle, marido de Tessa, de quien estaba profundamente enamorado, se ve obligado a investigar los motivos del brutal asesinato.

Dos preguntas empiezan a tomar forma en su cabeza: ¿por qué fue asesinada su mujer? ¿qué relación tenían realmente Tessa y el médico?

En este punto de la película, se da un salto hacia atrás en el tiempo para descubrir quién era Tessa y cómo comenzó su relación con Justin Quayle, en principio, un tipo diametralmente opuesto a ella: un diplomático británico acomodado en una sociedad cegada ante las injusticias que ella trataba de cambiar y, a pesar de todo, con quien habían conseguido mantener un feliz matrimonio.

Resultado de imagen de el jardinero fiel

Tessa, sabiendo que el puesto de Justin conllevaba una serie de responsabilidades incompatibles con el activismo y el compromiso social  que ella apoyaba, siempre mantuvo a su marido al margen de sus actividades para no meterle en problemas. Y con su último trabajo más que con ningún otro. Antes de morir, Tessa estuvo preparando una denuncia sobre el trabajo del laboratorio farmacéutico KHV, la auditora Tres-Abejas y distintas autoridades gubernamentales y diplomáticos. La trama corrupta contra la que luchaba Tessa permitía el uso y comercialización de la Dypraxa, un medicamento contra la tuberculosis cuyos virulentos efectos secundarios se estaban ocultando a la población.

Daban igual las muertes y las malformaciones de la indefensa población: sólo importaba que el valor en bolsa de la compañía farmacéutica no cayera.

Cuando fallece Tessa, Justin retoma la investigación que ella dejó a la mitad con la intención de encontrar respuesta a sus preguntas. Pero pronto surgen otras dudas que sobrepasan sus intereses personales y, poco a poco, descubre con dolor la injusticia que se está cometiendo con la población keniata.

Imagen relacionada

Y como un perro siguiendo a su presa, impulsado por la tristeza de haber perdido al amor de su vida, Justin no abandona la búsqueda de la verdad… dudando si, acaso, ella no habría estado aprovechándose de la posición de él para conseguir así fácilmente sus objetivos.

LAS CLAVES

  • Montaje, estructura y ritmos

El montaje de El jardinero fiel consiguió varios premios y nominaciones, incluyendo el Bafta a mejor montaje y es, sin ninguna duda, uno de los grandes aciertos de la película. En esta ocasión Meirelles contó con Claire Simpson como montadora, quien no sólo hizo un gran trabajo, sino que además supo plasmar perfectamente ese modo de entender el cine tan característico que el director brasileño ya nos había mostrado en Ciudad de Dios.

Se trata de un montaje en ocasiones rápido, casi vertiginoso y ágil, en el que los planos se aceleran, y otras ocasiones en las que se apuesta por el sosiego, optando por mantener la narración en calma y generando de este modo un ritmo sumamente sugestivo.

Resultado de imagen de the constant gardener photos

Sin embargo, este manejo del ritmo no sólo parte de un medido trabajo de montaje, sino también de un guion perfectamente cuidado por Jeffrey Caine –guionista de, entre otros títulos, Exodus: Dioses y reyes (2014, Ridley Scott) y Bailo por dentro (2004, Damien O’Donnell)- quien, basándose en la novela de John Le Carré, fue capaz de imprimirle una estructura muy personal al relato, utilizando numerosos flashbacks y montajes en paralelo que se entremezclan en línea temporal principal.

Una estructura fragmentada, que ofrece una narración mucho más creativa y original, y con la que por cierto parece sentirse cómodo Meirelles, a quien ya vimos en la citada Ciudad de Dios manejarse con texturas narrativas similares.

  • Rachel Weisz

Weisz, aunque con un papel que queda en un plano secundario, consiguió llevar a cabo una interpretación tremendamente atractiva que le valió el Oscar a Mejor Actriz de Reparto de 2005. Y es que el personaje de Tessa, y sobre todo comparado con el anodino y demasiado correcto Justin, es muy magnético e igual que enamora al resto de personajes de la historia con su actitud avasalladora (y por qué no decirlo, también un poco porque Rachel Weis es una muchacha bastante guapérrima), también atrapa a quienes están detrás de la pantalla.

Imagen relacionada

Sin embargo, creo que también hay que destacar en este aspecto el papel del actor principal Ralph Fiennes, que borda la interpretación del diplomático desde la contención y la flema (podría haber puesto ‘calma’ en lugar de ‘flema’ y fliparme menos, la verdad). 

  • BSO

Lo que hace Alberto Iglesias en esta película es maravilloso. Pero el tema de Kothbiro, que precisamente no es suyo, sino de Mbarak Achieng y Ayub Ogada, es simplemente precioso. Kothbiro significa ‘lluvia venidera’ en Luo y la canción parte de una melodía tradicional que se canta en Kenia cuando se avecina una tormenta, las cuales no son muy comunes.

Parad de leer y escuchar esto, que lo mejor de la vida.

  • Fotografía, realización y localizaciones

En El fardinero fiel Meirelles vuelve a contar con César Charlone, su director de foto de cabecera, con quien ya trabajó en Ciudad de Dios y con quien le veremos en su próxima película Los dos Papas.

Y se nota.

El trabajo que hacen juntos refleja una marca de autor muy potente y característica. Charlone es capaz de mezclar la fotografía más limpia y emotiva con encuadres imposibles, y en esta ocasión vuelve a hacerlo de un modo magistral.

Pero siendo justos, si la fotografía brilla del modo en el que lo hace, no es sólo por las capacidades de Charlone. También hay que señalar el trabajo de la dirección artística y el trabajo del Responsable de Localizaciones, que facilitaron mucho el trabajo del veterano director de fotografía.

Imagen relacionada
  • Fernando Meirelles

Este señor, quizá no demasiado reivindicado, tiene un talento bestial. Y punto.

¿A QUÉ HUELE?

Obviamente a Ciudad de Dios, pero también a thrillers políticos recientes como El Reino de Sorogoyen. E inevitablemente, cuando hablamos de cine y Kenia, parece imposible no acordarse de Memorias de África.

A QUIÉN LE GUSTARÍA

Consumidores de homeopatía, esta es vuestra película.

A QUIÉN NO LE GUSTARÍA

Johnson & Johnson, esta no es tu película.

Resultado de imagen de Johnson & Johnson

ÚLTIMOS APUNTES

¿Crítica y alegato contra el poder de las farmacéuticas… o historia panfletaria made in Hollywood? Yo defiendo que es un alegato, sobre todo por venir de donde viene: tres años antes había rodado Ciudad de Dios, la cual no es precisamente un panfleto. Sin embargo no faltará quien opine lo contrario.

Por cierto, si sois tan fans (¿e imparciales?) de Meirelles como yo, sabed que acaba de estrenar película: Los dos Papas y a partir del 20 de diciembre estará también por Netflix.

El jardinero fiel podéis verla en el HBO.

NOTA: 7.5/10

Título original: The Constant Gardener | Año: 2005 | País: Reino Unido | Dirección: Fernando Meirelles | Guión: Jeffrey Caine (Basado en la novela de John le Carré)| Fotografía: César Charlone| Reparto: Ralph Fiennes, Rachel Weisz, Danny Huston, Hubert Koundé


Sergio Véliz

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s