Especial ‘borat 2’ (Jason Woliner, 2020)

¿Influyó en los resultados de las elecciones estadounidenses la nueva película de Sacha Baron Cohen?

Pues no lo sabemos, aunque desde luego la imagen de Rudy Giuliani, el abogado que representa a Donald Trump en sus batallas legales, ha quedado en un lugar muy cuestionable tras el estreno de ‘Borat 2’.

Esta semana en El Quimérico hablamos de las nuevas aventuras en Estados Unidos del periodista kazajo Borat que, 14 años después, vuelve para sacarnos buenas carcajadas y abrirnos los ojos a la vez.

Puedes escuchar el programa completo en las siguientes plataformas.

DE QUÉ VA

Catorce años después de lo acontecido en ‘Borat‘ (2006), el periodista es liberado de los trabajos forzados a los que el gobierno kazajo le tenía sometido por haber dejado en ridículo internacionalmente al país asiático. Pero le deja libre con la condición de que viaje a Estados Unidos para entregarle un soborno al vicepresidente Mike Pence.

De ahí el larguísimo título que sería algo así como: entrega de prodigiosos sobornos al régimen estadounidense para beneficiar a la otrora gloriosa nación de Kazajstán.

Y todo este reto que tiene Borat por delante debe llevarlo a cabo en medio de la pandemia de la COVID-19, en medio de las elecciones a la presidencia de EE.UU y con la compañía de su hija.

Una nueva película de la marca Sacha Baron Cohen que, alejándose de la frescura de ‘Borat‘ y de su formato de falso documental, adopta por momentos un estilo más de ‘cámara oculta’… pero igualmente divertida y grotesca, aunque algo más partidista que su antecesora.

CLAVES

Borat es Sacha; Sacha es Borat

Sería impensable esta película sin el actor londinense, porque su parte de activismo político; su gusto por el disfraz -casi como si fuese una especie de payaso diabólico para quienes se convierten en objeto de sus burlas-; y el manejo de una comedia muy particular que roza el esperpento, convierten los trabajos de Sacha Baron Cohen en algo muy identificable. Y Borat no es sólo identificable, Borat es un icono de la cultura norteamericana.

¿De dónde sale Maria Bakalova?

Se trata de la joven que hace de hija Borat, una actriz búlgara de 24 años, con varios trabajos en su país pero ninguno demasiado relevante… Hasta que ha aterrizado en esta locura de comedia para convertirse en la pareja de baile perfecta de Sacha.

Divertida, con frescura, con morro para salir de situaciones absolutamente demenciales… un descubrimiento sin duda.

Estados Unidos vs. El resto de Occidente

Obviamente ‘Borat 2′ es un retrato de un Estados Unidos muy parcial, que no lo representa en su totalidad -hablamos de un país de 382 millones de habitantes repartidos en una gigantesca superficie que abarca medio continente-, pero que sí nos muestra cómo piensa una buena parte de la sociedad norteamericana.

Sin embargo, uno de los intereses de la película (vista con ojos europeos) es que no habla sólo de Estados Unidos: Borat 2′ habla de un mundo absolutamente polarizado, dividido y en el que espíritu crítico brilla por su ausencia. Por ello, sería interesante que cuando nos acerquemos a ver esta secuela, antes de juzgar, reflexionemos sobre el mensaje de ‘Borat 1‘ cuando señalaba aquello de las <<lecciones culturales de Estados Unidos para beneficio de la gloriosa nación de Kazajistán>>.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s